Menu

Municipalidad de Santa Fe

Asesinan y roban a un empresario de Chaco en una sangrienta emboscada en Rosario

  • Escrito por Uno

Hay dos detenidos por el ataque certero. Víctor Hugo Garnero tenía 53 años y vendía máquinas agrícolas. Lo balearon desde una moto y le robaron unos 800 mil pesos.

Un empresario de la localidad chaqueña de Las Breñas, a 790 kilómetros al norte de Rosario, fue asesinado la tarde de ayer de dos tiros en bulevar Oroño y Gaboto cuando dos personas que iban en una moto se le pusieron a la par de su auto y le exigieron el dinero que llevaba en el baúl. Víctor Hugo Garnero, de 53 años y dedicado a la venta de maquinaria agrícola, llevaba unos 300 mil pesos en efectivo y cheques por 500 mil más. Casi una hora después del sangriento hecho, en el barrio Fonavi de Rouillón y bulevar Seguí fueron apresados dos sospechosos a los que la policía identificó como Nelson Gastón C., de 28 años, y Juan José R., de 21. En su poder tenían una moto Honda Tornado similar a la descripta por los testigos de la ejecución, un bolso con el dinero sustraído y el pasaporte de la víctima. Sin embargo ya se habían descartado del arma asesina, cuyas vainas quedaron esparcidas en el lugar.

Cuatro tiros, bocinazos y el motor de una moto tipo enduro fue lo que escucharon los empleados de la estación de servicios de Oroño y Gaboto a las 16 de ayer. Otros testigos vieron cómo dos hombres, sobre una Honda Tornado, seguían a un Volkswagen Vento desde bulevar 27 de Febrero y se le ponían a la par a la altura de calle Gaboto mientras le decían al conductor que abriera el baúl. Después le dispararon al menos cuatro veces y dos tiros le perforaron el cuerpo: uno en la cabeza y otro en la pierna derecha.

Rápidamente el asaltante que viajaba como acompañante, sin el casco puesto, se bajó de la moto y sacó del baúl del VW Vento el bolso con el dinero. Lo agarró con las dos manos, se subió al rodado y escaparon por Gaboto hacia el oeste. Atrás quedó Garnero tirado en el asiento de su auto, con el cinturón de seguridad puesto y desangrándose.

Un vecino que fue ocasional testigo del crimen dijo a quien le preguntara que "todo fue en pocos segundos" y que los ladrones "le dispararon al suponer que Garnero, en vez de agacharse para accionar la palanca para abrir el baúl como se lo habían pedido podía extraer un arma".

Paso a paso. Ramón, un médico legista que casualmente pasaba por el lugar, contó cada paso del terrible episodio: "Estábamos en la esquina con mi mujer cuando pudimos ver que la moto se le puso a la par al auto, del lado de la ventanilla del acompañante. Después dio una vuelta en U por el frente y abordaron al hombre por el lado del conductor. Le dijeron algo, el hombre se agachó y le dispararon directo a la cabeza y a las piernas. Por la herida y la palidez del hombre me parece que le interesó la femoral", contó técnicamente el testigo.

"Al ver cómo se daban las cosas intentamos asistir a la víctima, estaba blanco y en los últimos estertores, típico de una hemorragia masiva", acotó el médico.

Según el profesional, en el cubículo del auto había varios papeles dispersos, facturas comerciales a nombre de "Garnero Maquinarias Agrícolas" (ver aparte), camperas, bolsos, mate y termo. El típico ambiente de un hombre que viaja en una gira de comercio para vender o cobrar lo vendido. Esto llamaba anoche la atención de los pesquisas: ¿Cómo el empresario viajaba con tanto dinero encima en una época de transferencias bancarias?

Vainas y presos. La policía científica levantó de los alrededores del vehículo cuatro vainas servidas de pistola calibre 11.25 mientras el fiscal jefe de la Unidad de Homicidios, Adrián Spelta, y su par Florentino Malaponte, recorrían el lugar buscando cámaras de video vigilancia que les permitiesen obtener imágenes de lo ocurrido. Ubicaron una en la ochava sudoeste de Gaboto y Oroño, otra en el semáforo y una tercera a mitad de cuadra.

Dos horas después del homicidio, el fiscal Malaponte dijo a la prensa que la pistola utilizada "es de grueso calibre" y que el dinero robado sumaba "unos 300 mil pesos en efectivo y 500 mil en cheques". También aclaró que la víctima era de Las Breñas, donde está su empresa.

Mientras el foco de atención se mantenía en Oroño y Gaboto, a unas 35 cuadras al oeste de allí allanaban un departamento del Fonavi de Rouillón y bulevar Seguí al que la policía llegó tras una denuncia al 911. "Ya detuvieron a dos hombres", dijo el fiscal y dio un giro en el esclarecimiento del hecho.

Cerca de las 19 fuentes allegadas a la investigación confirmaron las identidades de los sospechosos y dijeron que si bien se hallaron evidencias como el dinero y los documentos de Garnero, no se encontró el arma usada. Ambos hombres podrían ser sometidos a un audiencia imputativa entre hoy y el lunes.