Menu

Saldrá de la cárcel el médico acusado de abusar de una mujer que conoció por Tinder

  • Escrito por Uno

corte-suprema
Un juez ordenó que cumpla la prisión preventiva en una clínica de rehabilitación de drogas.

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Patrizi, resolvió este martes modificar la situación procesal de Pablo Javier N., acusado de haber abusado sexualmente de una mujer que conoció a través de Tinder.

El fallo del juez determinó que el imputado cumpla la medida cautelar de prisión preventiva en un instituto de prevención contra las adicciones y no en la cárcel de Las Flores, donde permanecía alojado.

El caso se remonta a abril de este año, cuando el muchacho, que oficia como médico generalista, fue detenido por orden de la fiscal Alejandra Del Río Ayala. El pedido de detención se se produjo porque la mujer presuntamente abusada denunció el hecho en la Comisaría de la Mujer y tras una serie de evidencias, la funcionaria del área de Violencia de Género, Familiar y Sexual del Ministerio Público de la Acusación, determinó su arresto.

El 12 de abril el juez penal, Sergio Carraro, ordenó que el médico quede en prisión preventiva y sea alojado en un establecimiento del Servicio Penitenciario. Aquella resolución rechazó el pedido de la defensa del imputado, a cargo de Miguel y Francisco Ortiz de Rozas, los cuales solicitaron al magistrado que el lugar de detención sea un instituto de rehabilitación de drogas.

Sin embargo, este martes, en la Sala 3 del subsuelo de tribunales, el juez Patrizi hizo lugar al pedido de la defensa de Juan Pablo N. y determinó una morigeración a la prisión preventiva y por ello ordenó que sea trasladado desde la cárcel hacia el Instituto Minesotta (con sede en Buenos Aires), donde quedará internado. La orden del magistrado de primera instancia determinó además que una vez al mes el imputado deberá informar su situación a las autoridades judiciales.

Al respecto, el abogado defensor, Francisco Ortiz de Rozas, valoró la resolución del magistrado y destacó que la medida era buscada desde que la causa tuvo su inicio. "Lo que logramos es lo que venimos planteando desde un comienzo, que es la morigeración de la prisión preventiva que venía sufriendo nuestro representado que estaba preso en la cárcel donde todos sabemos que no hay un buen servicio para atender las patologías que él tiene: psiquiátricas y de adicciones", destacó.

"Lo que logramos es que en vez de que esté preso y esté peor, por lo menos lo mandemos a un centro de tratamiento, especializado en adicciones, donde se le brinde el tratamiento que corresponde", agregó el letrado a UNO Santa Fe. "Esto se da independientemente que él sigue privado de su libertad. Él sigue estando allá y tiene que hacer el tratamiento", destacó.

El abogado además aclaró que su defendido no se encuentra en las mejores condiciones. "No se lo ve muy bien. Él mismo reconoce que ahí mismo están consumiendo. Eso es de público y notorio conocimiento", explicó.

Por último y en torno a la imputación que le hicieron los fiscales Del Río Ayala y Fontana, el defensor volvió a reiterar que su cliente es inocente. "No hay pruebas de que haya existido un abuso", sentenció.

Juan Pablo N. y la mujer denunciante se conocieron a través de la red social Tinder. Allí, mediante mensajes pautaron encontrarse en un bar de la peatonal santafesina donde tomaron unas cervezas. Horas después, ambos fueron hasta la vivienda donde residía el imputado donde continuaron consumiendo bebidas alcohólicas.

En esa línea, la hipótesis de la Fiscalía siempre sostuvo que el imputado "le suministró medicación para que la mujer se durmiera y una vez que la víctima estuvo en estado de inconsciencia y no podía decidir libremente sobre su cuerpo, el acusado aprovechó para concretar la agresión sexual".

"El imputado es un profesional de las ciencias médicas, quien le suministró medicación a la mujer para que se durmiera", informó el fiscal. "Una vez que la víctima estuvo en estado de inconsciencia y no podía decidir libremente sobre su cuerpo, el hombre aprovechó esta circunstancia para concretar la agresión sexual", agregó Fontana.