Menu

Generó más expectativas que rechazos en EEUU, Cuba y Venezuela el resultado de la Cumbre de las Américas

  • Escrito por Telam

La reunión histórica entre los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y Cuba, Raul Castro, en la que ambos acordaron "discutir de todo" fue evaluada positivamente por parte tanto de la clase política en Estados Unidos como por los medios y la sociedad cubana, tras haberse afianzado el acercamiento entre los dos países.

En tanto, en Venezuela se también se valoraba positivamente la posibilidad de que en este encuentro se haya abierto una posibilidad para futuras conversaciones con el gobierno estadounidense.

La prensa cubana, con el diario Granma a la cabeza, califica de "histórico" la participación en la VII Cumbre de las Américas y centra la expectativa en los resultados a futuro del encuentro que ayer mantuvieron Obama y Castro.

Como muestra de la trascendencia que se da en Cuba al tema, el Granma, órgano oficial del gobernante Partido Comunista de Cuba, que no circula los domingos, hoy salió con una edición especial dedicada a la cumbre de Pananá, con un título de tapa que reza: "VII Cumbre de las Américas, una cita histórica".

"Raúl dijo allí que lo fundamental es que estamos dispuestos a discutir de todo, incluso sobre derechos humanos y libertad de prensa. De esas y de otras cuestiones, de Cuba y también de Estados Unidos", relata.

Además, Granma destaca frases de Obama, entre ellas, cuando dijo que entre Cuba y Estados Unidos "seguirá habiendo diferencias profundas y significativas", o se tratará de "levantar las preocupaciones sobre democracia y derechos humanos".

Por su parte, "Juventud Rebelde", el otro periódico de alcance nacional, publica en su portada la foto familiar de todos los participantes en la VII Cumbre de las Américas con el titular "Gracias a Fidel (Castro, expresidente cubano) y al heroico pueblo cubano hemos venido a esta Cumbre".

Consultado por la agencia Efe, el académico y ex diplomático cubano Carlos Alzugaray evaluó que "para Cuba el balance de la cumbre es ganancia neta y Raúl Castro sale de ella como un triunfador" porque no solo logró el apoyo unánime de todos los mandatarios del continente, sino que además la cumbre certificó que la isla está "en el centro" de la política exterior de Estados Unidos, país "que ya no habla de un cambio de régimen en Cuba".

Alzugaray también destacó que "tanto las palabras de Castro como las de Obama enfatizaron la voluntad de Cuba y Estados Unidos de avanzar en el proceso de restablecimiento de relaciones. Y creo que la reunión entre ambos fue un buen impulso a la negociación".

Cumbre de las Américas: Antes de dejar Panamá la presidenta reiteró su apoyo a Venezuela

En Estados Unidos, en tanto, mientras los demócratas están más expectantes por el anuncio de la candidatura presidencial de Hillary Clinton, que de todos modos ya avaló el acercamiento con Cuba, los presidenciales republicanos cuestionaron el encuentro Obama-Castro, al que muchos en Estados Unidos califican de histórico.

El senador por Texas Ted Cruz, de origen cubano y cercano al ultraconservador Tea Party, quien ya oficializó su postulación, consideró hoy que el acercamiento de Obama concede a los hermanos Castro (Raúl y Fidel) "exactamente lo que quieren: un alivio económico y la legitimidad en la escena internacional", lo que, según dijo, "abandona a la oposición pro-estadounidense".

Por su parte, el exgobernador de Florida Jeb Bush, que buscará ser el tercer miembro de la familia en llegar a la Casa Blanca, cuestionó que mientras sí se reúne con Castro el mandatario demócrata se haya negado a reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. "¿Por qué legitimar a un cruel dictador de un régimen represivo?", escribió en su cuenta de la red social Twitter.

En tanto, el senador por Florida Marco Rubio, cuya intención de presentarse para presidir el país se espera que se haga pública este lunes, tachó de "ridícula" la posible salida de Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo y la atribuyó a que Obama está empeñado en dejar un "legado".

Rubio, de padres cubanos, es uno de los legisladores más combativo con el Gobierno de la isla y uno de los principales opositores al aperturismo dentro del Congreso estadounidense.
En cambio, la organización del exilio cubano en Miami Cubanow, que apoya el levantamiento del embargo, dio hoy la bienvenida a la "nueva era de compromiso constructivo" que han abierto Obama y Castro.