Menu

Municipalidad de Santa Fe

Alberto Fernández compartió un acto con Roberto Lavagna: "El Fondo Monetario nos dio la razón, lo que nosotros decíamos era verdad"

  • Escrito por Prensa


El ex ministro de Economía participó de la inauguración de una planta de medicamentos en Escobar. El Presidente lo mencionó durante su discurso

Alberto Fernández se mostró confiado en que lograrán una negociación exitosa con el FMI y los bonistas privados. Elogió el rol que tuvo Roberto Lavagna en esa conversación: "Lo vamos a hacer otra vez".

El ex candidato presidencial Roberto Lavagna sorprendió este mediodía al acompañar Alberto Fernández a la inauguración de una planta de medicamentos en la localidad bonaerense de Escobar. En un discurso que se focalizó en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Presidente mencionó a "Roberto" dos veces en su discurso y lo incluyó en planes futuros al recordar la reestructuración de la deuda externa que se hizo cuando Lavagna era ministro de Economía.

"Nosotros, con Roberto (Lavagna) advertíamos que era una Argentina de ilusión, que indefectiblemente iba a encontrar un momento de quebranto. Lo decíamos y nos acusaban de cosas terribles, de populistas, de irresponsables, de querer deprimir a la gente... Pero resulta que hoy nos despertamos todos con que el que nos dio la razón es el FMI... Lo que nosotros decíamos no era mentira, era verdad", expuso.

La "verdad" a la que hace alusión el mandatario apunta al comunicado que emitió ayer el FMI, en el que aseguró que la deuda pública argentina "no es sostenible" y que el superávit fiscal necesario para enfrentar su pago "no es económicamente ni políticamente factible". La entidad se mostró favorable a que se produzca una "apreciable" quita a los acreedores privados y el mensaje fue interpretado por todo el arco político como una inclinación favorable a los intereses del Estado argentino.

Antes de comentar su postura sobre el cambio de definición del organismo multilateral, Fernández recordó una anécdota personal cuando "militaba en la orfandad" y estaba "en el desierto".

"Decíamos 'no tenemos estructura, no tenemos medios, pero tenemos la razón'. Teníamos razón, y con la razón pudimos y vamos a seguir adelante. En tiempo de tanta especulación tener razon no es poco, es poner arriba y al frente la capacidad de pensar y reflexionar", introdujo.

Y prosiguió: "Ayer tuve la suerte personal de compartir con mis amigos que fue la suerte de decir 'parecía que no teníamos nada, pero tenemos razón'. Y nos dieron la razón. Por primera vez en la historia, el Fondo promueve semejante reconocimiento. Y por primera vez en nuestra historia de argentinos, elegimos hacer el plan de salida nosotros y nos dijeron 'haganló'".

En medio de las especulaciones sobre si se incorporará al Gobierno, el Presidente volvió a elogiar al ex ministro de Economía, quien escuchaba atentamente en el auditorio dispuesto para el acto junto a la primera plana de ministros del Gabinete y dirigentes del Frente de Todos.

"Pudimos hacerlo con Roberto (en 2003), y lo vamos a hacer otra vez. Y estoy seguro que en no muchos años más vamos a hacer una Argentina pujante, que se ponga de pie, que vuelva a invertir, a generar trabajo y que no se avergüence de sus universidades", completó sobre el final de su discurso.

La presencia de Lavagna

Alberto Fernández dio sus definiciones al encabezar la inauguración de una planta de medicamentos biológicos en ese partido del norte del Gran Buenos Aires. El establecimiento depende de la empresa mAbxience, que realizó una inversión de 40 millones de dólares.

El acto en sí mismo tuvo sus condimentos políticos, ya que reunió a varios dirigentes de renombre del Gabinete. El jefe de Estado fue acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García; el de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza.

Además, asistieron el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, y el empresario Hugo Sigman, CEO del Grupo Insud, al que pertenece mAbxience.

Sin embargo, la incógnita principal apuntaba a los motivos de la presencia de Lavagna. Desde un comienzo, Alberto Fernández elogió al ex ministro de Economía durante la campaña electoral y nunca escondió su interés de sumarlo a su Gabinete en caso de ganar las elecciones. Y los guiños parecen ir en ese sentido. La transmisión de Casa Rosada sobre el acto en Escobar -donde las cámaras enfocaron en más de una ocasión a la figura del economista- da cuenta de la cercanía actual entre el jefe de Estado y su ex rival electoral.

Una de las posibilidades en carpeta era ofrecerle a Roberto Lavagna la presidencia el Consejo Económico y Social (CES), un organismo colegiado con la participación del Estado, empresarios y sindicatos y otros actores de la sociedad civil para diseñar políticas públicas de largo plazo. En campaña, Lavagna había presentado su propia propuesta casi con el mismo nombre y el mismo propósito institucional. Pero hasta el momento no hubo una desmentida ni una confirmación de parte del ex ministro sobre esas intenciones.

Por lo pronto, el Gobierno tiene una agenda más urgente tras la puerta de salida que ofreció ayer el FMI. El ministro de Economía, Martín Guzmán le toca seguir una hoja de ruta particular con la deuda externa.

En primer lugar, los negociadores argentinos deberán cerrar un acuerdo definitivo con los emisarios de la directora del organismo, Kristalina Gueorguieva, donde el eje de la discusión está en la definición de nuevos plazos de pago al cronograma fijado por el Stand By agreement firmado por Mauricio Macri.

En caso de que esas conversaciones resulten exitosas para Argentina, después seguirá el turno a los bonistas privadas. La posición del FMI fortalece la negociación que ejecutará Guzmán, quien intentará plantear una difícil quita y roll over del capital, junto a una poda importante que implique un "reperfilamiento" del pago de los cupones.