Menu

Municipalidad de Santa Fe

Rolón está acusado de tentativa de femicidio y podría recibir hasta 30 años de prisión

  • Escrito por Uno


El hombre, acusado de prender fuego a la santafesina Bernarda Massolo, permanecerá en prisión preventiva en una cárcel de Santa María.

La fiscal Débora Dias confirmó en exclusiva a UNO Santa Fe que Ángel Gabriel Rolón fue detenido en la ciudad de Candelaria, una localidad que queda aproximadamente a 100 kilómetros de Santa María, donde se habría producido la agresión.

En la tarde de este miércoles, parte del equipo de investigaciones que comanda Débora Dias, responsable de la Delegación Especializada de Atención a la Mujer, se dirigió hasta la ciudad de Candelaria para trasladar al detenido a Santa María.

Según informó la funcionaria judicial, una vez que preste declaración, Rolón será alojado en la penitenciaria de dicha ciudad. Comentó que el hombre "deberá responder por tentativa de feminicidio".

Manifestó que se trata de un delito "grave, en el ámbito de violencia doméstica" y cuyas penas en ese país van "de 12 a 30 años de prisión". Aclaró que por el momento continuará preso en forma preventiva.

Rolón era intensamente buscado por las fuerzas de seguridad brasileñas, luego de que los investigadores pudieran confirmar su identidad a partir de las entrevistas a dos testigos y a la propia víctima.

Ángel Gabriel Rolón fue detenido en Candelaria, a 107 kilómetros de Santa María, la ciudad donde se habría cometido la agresión.

"Maria da Penha"

En 2006, Brasil aprobó la ley "Maria da Penha", con penas más duras por violencia doméstica y coloca el asunto bajo responsabilidad del Estado.

La norma fue apodada en homenaje a una bioquímica que luchó durante años para que su marido fuese condenado por intentar asesinarla dos veces y por haberla dejado parapléjica.

La figura de femicidio fue incluído en el Código Penal brasilero en 2015 a través de la ley 13.104. La misma, considera que una mujer es asesinada por cuestiones de género cuando el crimen involucra violencia doméstica y familiar, o menosprecio y discriminación contra su condición de mujer.

También establece el feminicidio como un agravante del crimen de homicidio. La pena puede variar entre 12 y 30 años de prisión.

Además, si una mujer es asesinada estando embarazada, o enfrente de sus hijos u otros familiares, la pena aumenta un tercio. Lo mismo si la víctima es una mujer menor de 14 años, mayor de 60, o con deficiencia.