Menu

Municipalidad de Santa Fe

Máxima y Barack Obama charlaron distendidamente

  • Escrito por La Nación

Los reyes de Holanda compartieron una gala junto a los líderes de EE.UU., Reino Unido y Francia, entre otros, en honor a los héroes que desembarcaron en Normandía hace 70 años

Los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima asistieron al almuerzo de gala que el anfitrión presidente francés, Francois Hollande ofreció a los jefes de Estado de los países aliados en la Segunda Guerra Mundial, en el marco de los 70 años del desembarco en Normandía.

La cita tuvo lugar en el Castillo de Bénouville para recordar el Día D que el 6 de junio de 1944 marcó el comienzo de la puesta en marcha de la "Operación Overlord ', una vasta operación militar de las fuerzas aliadas en Normandía, que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial.

La reina de Holanda y el presidente de EE.UU. lucieron muy distendidos durante su breve diálogo. Foto: Reuters

La reina de Holanda y el presidente de EE.UU. lucieron muy distendidos durante su breve diálogo. Foto: Reuters
Foto 1 de 4

Máxima compartió con su esposo Guillermo de Orange un momento de recogimiento al depositar flores para homenajear a las más de 10.000 víctimas de aquel día que marcó el comienzo de la liberación de la Francia ocupada por las tropas de Adolf Hitler y el fin de la guerra contra la Alemania nazi.

Los líderes mundiales y dignatarios incluyendo el presidente Barack Obama y la reina Isabel II están reunidos para honrar a los más de 150.000 estadounidenses, británicos, canadienses y de otras tropas aliadas del Día D que arriesgaron y dieron su vida para derrotar al régimen del Tercer Reich.

Previamente, el presidente estadounidense aprovechó para evocar el espíritu de la Alianza de la Segunda Guerra Mundial, que está ahora desafiada por la anexión de Crimea por parte de Rusia, y las consecuencias que tiene sobre Ucrania.

"Vinimos a recordar por qué Estados Unidos y nuestros aliados dieron tanto para la supervivencia de la libertad en este momento de máximo peligro", dijo Obama. El presidente estadounidense habló de ese modo en la conmemoración en el Cementerio Memorial Normando Americano en la playa de Omaha, en Colleville-sur-Mer, Francia..