Menu

ATE le advirtió al Gobernador Lifschitz que en la provincia "no hay ñoquis"

  • Escrito por Porsantafe

Al redoblar la apuesta, el jefe de la Casa Gris de Santa Fe sostuvo que "siempre hay gente que no labura" en la estructura estatal. El titular de ATE, Jorge Hoffmann, le respondió: "También quiero un Estado sin ñoquis, pero acá no se ha demostrado que haya ñoquis. Para eso hay que mirar la lista de los trabajadores, ver bien quién ficha, si hay licencia y, si es así, hay que iniciarle sumario. No se pueden vulnerar los derechos", sostuvo

 

El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado de Santa Fe (ATE), Jorge Hoffmann, le respondió ayer al gobernador Miguel Lifschitz y aseguró que en las reparticiones provinciales "no hay ñoquis". En ese sentido, el sindicalista advirtió que hay una estrategia "estigmatizante" para señalar a los empleados públicos.

Hoffmann salió al cruce del jefe de la Casa Gris, que el domingo pasado, en el marco del acto oficial por el 203er. aniversario del Combate de San Lorenzo, instó a construir "un Estado más eficiente, sin ñoquis".

"Estamos viviendo un clima de una muy fuerte presión del gobierno nacional sobre la opinión pública y los sectores políticos. Los grandes medios de comunicación se han convertido en voceros de la política de la Casa Rosada y, dentro de esa mirada, está la de denostar a los empleados públicos", advirtió Hoffmann.

Al respecto, el gremialista afirmó: "También quiero un Estado sin ñoquis, pero acá no se ha demostrado que haya ñoquis. Para eso hay que mirar la lista de los trabajadores, ver bien quién ficha, si hay licencia y, si es así, hay que iniciarle sumario. No se pueden vulnerar los derechos".

"Acá parece que todos los empleados públicos son ñoquis, pero en Santa Fe no los hay. No veo la existencia de ñoquis y, si hubiera, es muy fácil de demostrar", agregó, para luego recordar que, cuando se echa a un trabajador, "se deja a una familia sin ingresos y se lo estigmatiza, por eso se está viviendo una situación extremadamente difícil".

Fundamentos. Por su parte, Lifschitz profundizó ayer la posición esgrimida en San Lorenzo. Afirmó que "en el Estado siempre hay gente que no trabaja" y advirtió que "no es difícil detectar" a aquellas personas que cobran por no realizar tareas.

En ese sentido, el gobernador enfatizó que quiere ser "exigente" con su equipo de colaboradores para que el Estado provincial "sea más transparente" y para que detecten a las personas que cobran y no trabajan.

"Siempre hay gente que no labura en el Estado. Pueden ser de la estructura política, o propia de cada área. Yo actúo para que el gobierno sea más transparente y amigo del ciudadano común y más firme frente a los que tienen más poder, y pretendo que cada funcionario haga lo mismo hacia abajo en sus áreas", subrayó el socialista.

Acerca de los despidos que se vienen registrando en distintos puntos del país, el mandatario santafesino aclaró que no advierte una "situación compleja" en la provincia.

"Vamos a tratar de preservar las fuentes de trabajo. Ahora hay que ver si las medidas nacionales hacia los sectores productivos, que dieron mejor ánimo, estimulan la actividad", opinó.

Días atrás, ATE declaró un paro y movilización nacional, municipal y provincial para el 24 de febrero próximo, en reclamo por los despidos y la reapertura de las paritarias.

Al respecto, Hugo Godoy, secretario general de ATE, adelantó que, hasta el día del paro, van a reunirse con otras organizaciones para que apoyen la medida. Además, aseguró que la movilización será activa.

Por su parte, el jefe de la Casa Gris, en declaraciones a Radio 2, celebró la "apertura y el diálogo" que se originó a partir de la gestión del presidente Mauricio Macri. Por eso, consideró "prematuro hacer un juicio de valor sobre los primeros dos meses" de la administración nacional.

En esa línea, el gobernador indicó: "Hubo decisiones que se tomaron en los últimos 60 días, en algunas coincidimos y en otras tenemos diferencias. Rescato la posibilidad de establecer un vínculo amigable con las autoridades nacionales".

El domingo, durante el acto realizado en San Lorenzo (sin la presencia de Macri), el socialista aprovechó para pedirle a la Nación que "aliente a los pequeños y medianos productores del campo y que apoye un plan de industria, que es fundamental para generar empleo".

También se refirió a la necesidad de "un Estado más eficiente, sin ñoquis, firme y duro con los poderosos pero cercano y amigable con los trabajadores, los ancianos, las mujeres, los niños y jóvenes".

Asimismo, Lifschitz advirtió que en el país "hay muchas demandas y los ciudadanos saben que no todo se cambia rápidamente, pero siempre debe existir una respuesta".

El gobernador, además, reivindicó el rol de Santa Fe al subrayar que "es una provincia que le dio al país mucho más de lo que recibió", al tiempo que pidió a la Nación obras de infraestructura.