Menu

Municipalidad de Santa Fe

El empleo formal en el Gran Rosario cayó 1,8 por ciento

  • Escrito por Super User

gasolineras

La situación del mercado de trabajo en el Gran Rosario se deterioró durante los primeros tres meses de 2014, siguiendo la tendencia de fines de 2013, con una caída del 1,8 del empleo formal respecto a igual período del año pasado, una situación que afectó sobre todo a las pequeñas y medianas empresas.


Así se desprende del último informe de actividad económica difundido por el Idied de la facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, donde se señala que con este dato se acumulan "siete trimestres consecutivos en los cuales el empleo formal cae".

La situación del mercado de trabajo en el Gran Rosario se deterioró durante los primeros tres meses de 2014, siguiendo la tendencia de fines de 2013, con una caída del 1,8 del empleo formal respecto a igual período del año pasado, una situación que afectó sobre todo a las pequeñas y medianas empresas.
Así se desprende del último informe de actividad económica difundido por el Idied de la facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, donde se señala que con este dato se acumulan "siete trimestres consecutivos en los cuales el empleo formal cae".
El análisis confirma lo que desde Idied ya habían advertido en el mes de marzo último, cuando pronosticaron un 2014 "complicado" ya que los "drivers de la economía están todos alterados", indicaban entonces.
El relevamiento, que mide una serie de indicadores económicos de la Región Centro, señala que la caída del empleo está relacionado con un proceso de enfriamiento de la economía "que está apareciendo con bastante nitidez", algo que en el Gran Rosario se siente sobre todo en la caída de la actividad del sector automotriz (-18,5 por ciento interanual en el primer bimestre) y de la construcción, "de igual magnitud".
"El impacto de ambas en el empleo formal es muy preocupante, en la construcción el empleo formal cayó 1 por ciento respecto al primer bimestre del año pasado, y lo más grave es que comparando con el nivel de empleo formal de hace dos años, la pérdida de puestos de trabajo asciende ya a 6.648 personas", subraya el Idied.
El informe destaca que en base a datos recientes del mercado formal, la Encuesta de Indicadores Laborales (IEL) muestra que en el primer trimestre de 2014 "el empleo formal en el Gran Rosario en empresas de 10 y mas personas ocupadas cayó 1,85 respecto al año pasado", y que si bien la contracción de la demanda "es generalizada" se hace mas notoria en algunos sectores como la construcción y los servicios comunales, sociales y personales.
El sector más afectado es la construcción, con una variación interanual de -19,9 por ciento; seguido por transporte y almacenaje (-1,6 por ciento); servicios comunales, sociales y personales (-1,7 por ciento), y comercio, restaurantes y hoteles (-0,3 por ciento).
Menos calidad. A la caída nominal se le agrega un empeoramiento de las variables laborales cualitativas, como la modalidad contractual.
En ese sentido, el Idied señala que la profundización del problema laboral "es evidente" en los cambios en la composición del empleo por tipo de contrato. "Hasta ahora las empresas disminuían la nómina de trabajadores con contratos mas flexibles, mientras que ahora lo que se ve es una disminución mas marcada en el empleo de duración indeterminada".
Así, el empleo de duración indeterminada disminuyó de un 95 por ciento en el primer trimestre de 2013, a un 93,6 por ciento en igual período de este año. También subió el porcentaje de empleados bajo la denominación de "personal de agencia", que pasó de 1,3 a 1,5 por ciento en el mismo lapso.
Respecto a las empresas más afectadas por el deterioro laboral, Idied menciona que de acuerdo a su tamaño, las firmas mas grandes "son las únicas que hasta ahora pueden sostener (con suspensiones o un día a la semana en el que no se trabaja) el empleo", mientras que las medianas y las chicas "lisa y llanamente están despidiendo".
Indica que las empresas que cuentan en su plantilla entre 50 y 199 ocupados sufrieron una caída del 4,8 por ciento, seguido por aquellas con entre 10 y 49 empleados (-0,5 por ciento).
En Córdoba, la demanda laboral en febrero pasado mostró una variación coyuntural negativa (13,1 por ciento) con tendencia decreciente (1,4 por ciento). "Interanualmente, la demanda se sitúa un 13,3 por ciento por debajo del nivel registrado un año atrás". Sin embargo, a diferencia de lo registrado en el Gran Rosario, en el primer trimestre de 2014, creció un 1,5 por ciento respecto del igual período de 2013.