Menu

Municipalidad de Santa Fe

"En Venezuela no hay democracia", reafirmó el Gobierno antes de la investidura de Nicolás Maduro

  • Escrito por Prensa


El canciller Jorge Faurie ratificó que Argentina desconoce la reelección del dictador chavista y la legitimidad del régimen bolivariano. "Es un político extremadamente vocal que se deja llevar por expresiones ridículas", enfatizó

El Gobierno confirmó que no enviará representantes a la asunción de Nicolás Maduro y recordó que "en Venezuela no hay democracia". El canciller Jorge Faurie aseguró este jueves que Argentina desconoce la reelección del dictador chavista y la legitimidad del régimen bolivariano y ratificó que el gobierno argentino "lucha para que los venezolanos recuperen sus libertades civiles".

Antes de que el bolivariano asuma un nuevo mandato, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto destacó: "Siempre hemos tratado de luchar para que los venezolanos recuperen la democracia, las libertades civiles y que no haya más presos políticos. También para que puedan controlar la crisis humanitaria que están atravesando".

En declaraciones a Radio Mitre, Faurie recordó que la relación con el régimen venezolano "es extremadamente atenuada desde hace casi ya tres años" y que en ese país hay una "delegación muy reducida" para atender a los argentinos que están viviendo allá, como así defender los intereses de las empresas argentinas".

Sobre el ultimátum de Maduro al Grupo de Lima y las críticas sobre el presidente Mauricio Macri y su par chileno, Federico Piñera, el canciller afirmó : "No son una preocupación".

Faurie desestimó los dichos del chavista y recordó que "es un hombre extremadamente vocal" y que "en política el que se caliente pierde".

"Maduro se deja llevar por expresiones a veces ridículas o de palabras duras, pero no es una preocupación para Macri o Piñera. Ambos presidentes son dos líderes latinoamericanos que luchan para que en Venezuela haya democracia", enfatizó.

Este jueves, con el rechazo de la mayoría de sus vecinos de la región y la Unión Europea, Maduro –un ex chofer de autobús y dirigente sindical de 56 años– se juramentará como presidente ante el Tribunal Supremo de Justicia en un hecho inédito y en abierto desafío a la Asamblea Nacional -controlada por la oposición- que se negó a juramentarlo alegando que su reelección es ilegal y que le advierte que estaría usurpando el Poder Ejecutivo.