Menu

Municipalidad de Santa Fe

El exMolino Marconetti y el Nido de Barranquitas, elegidos para un premio nacional

  • Escrito por Uno

Los dos edificios locales competirán en esta instancia de un certamen de arquitectura por los premios regionales y luego para quedarse con el galardón mayor. Se presentaron 200 propuestas, y en la región Santa Fe, se postularon tres de las cuales dos son los impulsados y gestionados por la Municipalidad.

Concluyó la primera selección del Premio Nacional ARQ-FADEA, certamen que organizan el suplemento ARQ-Clarín y la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA) con el objetivo de reconocer, de Ushuaia a la Quiaca, la mejor arquitectura nacional de la última década. En este marco, el edificio del ex Molino Marconetti donde hoy funciona el Liceo Municipal y el NIDO-Escuela de Trabajo de Barranquitas, fueron elegidos en esta instancia.
El concurso está dividido en dos categorías (obra pública y obra privada); tres escalas (menos de 600 m2, entre 601 y 6.000 m2 y más de 6.000 m2) y 8 regiones; y la provincia de Santa Fe es uno de los 8 grupos y fueron seleccionados tres proyectos de los cuales dos son los presentados por el Gobierno de la Ciudad. Superada la primera instancia se deberá avanzar y llegar a octubre que es cuando el jurado elegirá a la mejor obra de arquitectura del país.
"Cuando nos enteramos de la convocatoria postulamos estas dos obras: el ex Molino Marconetti y el NIDO de Barranquitas y ambas fueron seleccionadas para la siguiente etapa dentro de la región Santa Fe, es decir que de tres obras presentadas, dos fueron las propuestas por el Gobierno de la Ciudad. Ahora hay una sucesión de etapas hasta llegar a un premio final y único, pero ya pasamos la primera y fueron elegidos entre 200 proyectos que se presentaron de todo el país", manifestó el subsecretario de Obras de Arquitectura, Lucas Condal.
Vale aclarar que ambos proyectos entraron en la categoría de obras públicas. "Es muy gratificante, sobre todo cuando las dos obras que presentamos, ambas ganaron. Que de 200 proyectos dos sean nuestros es muy alentador. Ahora nos queda esperar porque el trabajo es del jurado, no nos manifestaron cuáles fueron las ponderaciones de nuestras propuestas, pero creemos, y en especial el Molino, que tienen que ver con la recuperación de un edificio histórico y patrimonial", agregó más adelante el funcionario.
Recuperar la historia
El emblemático edificio del ex Molino Marconetti, construido en la década de 1920 en el dique II del Puerto de Santa Fe, fue uno de los íconos de la historia económica de la provincia de principios del siglo XX. Su puesta en valor consistió en la conservación de sus guías internas centrales, tratando de cuidar su fachada y estilo originales. Actualmente allí funciona el Liceo Municipal. Las obras necesarias para el traslado se dieron en el marco de las políticas de recuperación de los espacios públicos, este proyecto en particular, comenzó a concretarse en 2014.
Las Escuelas de Diseño y Artes Visuales, de Música, de Danzas y la de Expresión Estética Infantil encontraron un espacio para el desarrollo adecuado de su trabajo cotidiano. Un total de 1.759 alumnos se movilizan a diario para el cursado de esas carreras en el Marconetti. Vale aclarar que además el Liceo alberga la escuela de Idiomas, pero esta funciona en otro edificio recuperado de la ciudad, el actual Centro de Convenciones Estación Belgrano. Allí asisten unos 1.441 alumnos.
La intervención en el Marconetti demandó casi $ 52 millones aportados por el Municipio a través del Fondo de Asistencia Educativa (FAE). Se inauguró en abril del año pasado. La recuperación comprendió la nivelación de suelo, la instalación de servicios básicos y la restauración de un local anexo, que funciona como camarín para artistas. Además, el rescate edilicio incluyó, a grandes rasgos, la recuperación de la caja muraria, el reemplazo de cubierta, la restauración de las aberturas, cerramientos exteriores, y estructura metálica de columnas, vigas y cabriadas originales.
En el sector de los silos, además del entrepisado, se proyectó la horadación de las paredes exteriores por medio de cribados de mampuestos, para generar las aperturas de ventilación, iluminación, y visuales, manteniendo desde el exterior la textura y pureza de los volúmenes cilíndricos que conforman los mismos.
Puesta en valor del entorno
En esta misma línea, también se trabajó en la recuperación de todo el entorno. Entre otras tareas, se hizo una limpieza de todo el predio, el entorno al Molino y después se empezó con una intervención en el espacio público que fue la plazoleta de acceso al edificio. Fue diseñada con solado de pavimento articulado, con taludes con césped y fue forestado con distintas especies de árboles y arbustos, que son las indicadas para este sector de la ciudad. Además se demolieron construcciones que estaban en desuso.
Además hubo una mejora en todo el espacio público del dique II entorno al Puerto. Allí se recalificó la calle de ingreso que lleva el nombre de 1 de Enero, con prioridad del uso peatonal y ciclista. Además de nueva iluminación, ordenamiento del tránsito, circulación y estacionamiento, entre otras tareas.
Todo esto permitió que hoy también se pueda prestar el servicio de transporte público en esa zona. Hoy esa zona tiene la línea 20 que llega hasta el Centro desde barrio Candioti pasando por el Puerto donde ahora funciona el Liceo Municipal "Antonio Fuentes de Arco". La nueva línea, que se puede combinar con las líneas 1, 2, 3, 8, 9, 10, 11, 15 y 18, ya cuenta con cada una de las paradas establecidas que se pueden consultar en el sistema Cuándo Pasa. Comenzó a funcionar en abril de 2017 a pocos días de la inauguración.
Espacio de oportunidades
El otro edificio que fue seleccionado en este certamen de ARQ-Clarín y la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA) es el Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) donde funciona la Escuela de Trabajo de Barranquitas. La construcción demandó una inversión cercana a los $ 27 millones que se financió con fondos municipales a través del Fondo de Asistencia Educativa (FAE).
El Gobierno nacional, por su parte, proveyó todo el equipamiento interior que incluye una impresora 3D, entre otros materiales de primera calidad. En el edificio se desarrollarán todas las acciones vinculadas a Escuelas de Trabajo con el objetivo central de brindar oportunidades genuinas a los jóvenes santafesinos en situación de vulnerabilidad.
Cabe señalar que la planta baja del edificio cuenta, en su lado Este, con áreas técnicas de apoyo, sanitarios y depósitos. El resto de la superficie es un área flexible que contiene el hall de acceso, la recepción y orientación de jóvenes, una sala de ensayos, el área administrativa y un salón de usos múltiples.
En tanto, los dos niveles superiores del edificio quedarán conformados por un prisma de planta rectangular orientado en sus lados mayores en sentido este–oeste, que alojan los módulos funcionales propios como el gabinete tecnológico, los talleres de textil, reparación de electrodomésticos y estética, aula de clases teóricas y de apoyo educativo, coordinación y administración. Estos módulos se intercalarán con sectores de uso espontáneo y recreativos destinados a reuniones, sectores de ludoteca, biblioteca y área de juegos.