Menu

Municipalidad de Santa Fe

Miles peregrinaron por la Virgen

  • Escrito por El Litoral

La ciudad celebró la 119° Peregrinación a Guadalupe. En la homilía, Arancedo habló de la pobreza, narcotráfico y la despenalización del aborto.

Este fin de semana se celebró la 119° Peregrinación Arquidiocesana a la Basílica de Guadalupe. En la jornada de ayer domingo se realizó la procesión central y la misa (a las 15.30) presidida por el Arzobispo de Santa Fe, Mons. José María Arancedo. Este año se sumaron a la tradicional festividad religiosa los 90 años de la coronación de la Virgen, que se cumplen el 22 de abril.

En la homilía, el mensaje de Mons. Arancedo estuvo cargado de emotividad, y también abordó temas de la coyuntura. "Vivimos en un mundo herido por el pecado que tanto daño hace al hombre, que presenta diversos rostros pero que tienen en común la mentira, la corrupción y la muerte. ¡Cómo no vamos a traer hoy a este Santuario el dolor de tanta gente que vive la angustia de la inseguridad, de la pobreza, del avance del narcotráfico y de la muerte en nuestros barrios!".

Sobre la despenalización del aborto, tema que hoy se está discutiendo en el país, Arancedo fijó postura: "Estamos ante una verdad humana y científica que compromete nuestra fe en un Dios, que nos ha creado como seres espirituales con un horizonte trascendente. Aceptar que desde la concepción hay vida humana exige la existencia de una ley que, para ser justa, debe protegerla (...). Nuestra libertad no tiene derecho a disponer ni a destruir la vida humana".

"La vida naciente no puede quedar librada a una decisión personal, no estamos ante un acto privado sin consecuencias jurídicas y culturales. Es necesario y urgente crear las condiciones sociales como los medios de prevención, en el marco de una educación sexual integral que permita asumir, desde una libertad responsable, la decisión de respeto a la dignidad de la vida que se inicia. Junto al cuidado de esta vida por nacer, debemos acompañar y no condenar a la mujer, ella también es víctima. El aborto nunca es una solución, siempre será un drama", dijo.