Menu

"Queremos que el socialismo nos apoye como nosotros apoyamos a Lifschitz"

  • Escrito por El Litoral

corral

El intendente de Santa Fe, José Corral, le pidió específicamente al socialismo -con el que el radicalismo integra el Frente gobernante en la provincia- que apoye el proyecto que lidera en la ciudad de Santa Fe; "o que explicite si tiene otro proyecto" y lo ponga a consideración de la ciudadanía. La posición forma parte de la pulseada preelectoral, en momentos en que el socialismo avisa que irá con listas propias en todos los distritos.

l intendente de Santa Fe y presidente del comité nacional de la Unión Cívica Radical, José Corral, disparó "munición política" en momentos en que se definen las estrategias electorales para los próximos comicios que, en el caso de la ciudad capital, renuevan medio Concejo Municipal (8 concejales sobre 17). "El socialismo ha reiterado que el radicalismo debe definirse", le decimos. "Es al revés -contesta-: el socialismo debe definir si apoya el proyecto de ciudad que llevamos adelante en Santa Fe o, si tiene otro, explicitarlo y que eventualmente la ciudadanía decida".

Habló también de la reciente inauguración del nuevo sistema lumínico del Puente Colgante (en un plasma en la sala principal de reuniones de la Municipalidad hay una enorme y bella imagen del "alma" de los santafesinos, como lo definió) sin entrar en polémicas sobre cuestiones protocolares o sobre quién se lleva los créditos por la obra, que financió la provincia.

Se refirió también a los ATN (los Aportes del Tesoro Nacional) y defendió la gran inversión nacional en Santa Fe que, en lo que va de la gestión Macri, beneficia "13 a 1" a la capital provincial por sobre Rosario. "Tenemos una oportunidad histórica los santafesinos y debemos aprovecharla. La gestión del presidente Macri es beneficiosa para el país y lo es mucho más para los santafesinos", dijo.

—El socialismo viene pidiendo que el radicalismo se defina, que no pueden tener los pies en botes distintos...

—En Santa Fe nosotros lideramos un proyecto de ciudad que tiene en este momento una oportunidad extraordinaria. Y el que tiene que decidirse es el partido socialista, si nos va a apoyar o no. Esa es una primera definición.

—El socialismo anticipó que quiere llevar listas propias en absolutamente todos los lugares de la provincia.

—Bueno, nosotros pretendemos que nos apoyen y que eso sea de consenso y estamos dispuestos a hacer todos los esfuerzos... Pero si tienen otro proyecto de ciudad, que vayan a elecciones. Pretendemos que apoyen este proyecto de ciudad que está dando sus frutos y si no, que digan cuál es su proyecto.
Luego la discusión política nacional es otra cosa. El radicalismo está en Cambiemos por una decisión unánime... O prácticamente unánime para ser precisos: una abrumadora mayoría a favor de Cambiemos. Un congresal me dijo que contó siete congresales con una postura diferente contra más de 300. O sea que si el socialismo lleva la discusión al campo de la política nacional, obviamente vamos a tener diferencias. Ellos saben que estamos con Macri y el socialismo ha decidido enfrentar a Cambiemos a nivel nacional. Están en un lugar de confrontación con el presidente Macri. Entonces, lamentablemente vamos a tener diferencias y eso ya se sabe.

—Por las dudas comunico: esas diferencias ya se ven...

—Nosotros queremos seguir con este proyecto que lideramos desde Santa Fe. Queremos que el socialismo nos apoye, así como apoyamos a Lifschitz oportunamente y ahora está desarrollando su plan de gobierno. Pero es una decisión que depende de cada uno. Y hay que explicarle en todo caso a la ciudadanía si es que tienen otro proyecto de ciudad. Están en todo su derecho y la ciudadanía tiene las herramientas para decidir en el momento de la elección.

El Puente, los símbolos, la resiliencia...

—Hubo una especie de pelea de fondo sobre la nueva iluminación del Puente Colgante, que la provincia, que el Municipio. No sé si a los ciudadanos nos interesa eso. En todo caso, allí está la obra para ser disfrutada.

—Por supuesto. El puente es como el alma de la ciudad. Está tan asociado a la ciudad, que hasta representa las cosas que a los santafesinos nos pasaron. Se lo llevó la inundación del '83, se cayó. El año pasado tuvimos una inundación muy parecida a la del '83, el Paraná estuvo por arriba de los seis metros por seis meses y sin embargo la ciudad, que sí tuvo problemas, estuvo mucho más preparada. Y estamos terminando un período de reconstrucción de la ciudad después de un episodio de El Niño muy intenso, similar también al del 82-83. Y nos pareció una buena manera de celebrar esa recuperación con esta obra de iluminación, moderna, que tuviera además la mejor tecnología y que permita que el puente se renueve.

El proyecto fue elaborado desde la municipalidad y financiado por el gobierno de la provincia y ahí está para el disfrute de los santafesinos y de quienes nos visiten. Y además, el nuevo sistema de iluminación nos permite poder expresar las cosas que le pasan a la ciudad, los días festivos, las celebraciones, los fines de semana y feriados, y por qué no programar en su entorno festivales y encuentros junto a nuestro símbolo máximo.

El símbolo, como la ciudad, comunican resiliencia, que es poder superar inconvenientes y poder salir fortalecido. Lo hemos trabajado mucho como ciudad. Es esa capacidad de tornar positivo el vínculo de Santa Fe con el agua, que muchas veces fue traumático. Puede ser, si hacemos mal las cosas, motivo de desastre; pero puede ser también motivo de disfrute y de convivencia.

Me emocionó por ejemplo esa especie de aplauso desde el agua, de los kayakistas, sumándose al festejo...

—Hablemos entonces de simbología, y de resiliencia. La ciudad ya soportó escenarios hostiles: el Paraná alto, Salado alto... pero también escenarios políticos hostiles, como la era K, con un gobierno nacional que esquivó groseramente a Santa Fe. Y hoy pasa exactamente lo contrario: un gobierno nacional, con una inversión millonaria. Tanto que hasta llama la atención y hasta algunos cuestionan esta inversión en la ciudad...

—En primer lugar, Santa Fe dejó de ser discriminada. Y hay diálogo. Y Santa Fe está en la agenda del presidente. A eso los santafesinos nos lo merecemos, porque somos la capital de la segunda provincia, porque somos de las áreas metropolitanas más importantes del país. Pero además tenemos proyectos, tenemos un plan, que ahora cuenta con financiamiento nacional.

Santa Fe está viviendo un momento histórico porque ese plan que venimos desarrollando, con esfuerzos propios, municipales, también de la provincia, ahora tiene un fuerte apoyo de Nación. Eso nos permite que esos proyectos que ya teníamos, ahora cuenten con financiamiento. Estamos con un plan de obras en marcha histórico, cuarenta obras de desagües por más de mil millones de pesos, en toda la ciudad pero especialmente en el norte. Un plan de infraestructura financiado por Nación de más de mil millones también.

El presidente me dijo: José, tráigame proyectos, pero para los barrios, pavimento, desagüe, iluminación, cordón cuneta y estamos en San Lorenzo, Santa Rosa de Lima, Barranquitas Sur, Barranquitas Oeste, Coronel Dorrego y el desagüe Espora, todo financiado por Nación. Todo le va a cambiar, le va a seguir cambiando la cara a la ciudad.

Hay que aprovechar esta oportunidad. Tenemos que trabajar muy decididamente todo este tiempo. Con el esfuerzo propio del municipio, con el compromiso que el gobernador asumió con la ciudad en el Acuerdo Capital, y esta inversión multimillonaria de la Nación que se agrega.

Y todo nos va dando una escala metropolitana. Metrofe, el puente Santa Fe-Paraná, el puente que está previsto con Santo Tomé; el aeropuerto metropolitano, que es una idea, pero que es una buena idea, que ojalá se pueda concretar. Eso proyecta a Santa Fe con un carácter metropolitano, una Santa Fe que ya dejó de ser una pequeña capital de provincia.

DECISIONES. "En Santa Fe nosotros lideramos un proyecto de ciudad que tiene en este momento una oportunidad extraordinaria. Y el que tiene que decidirse es el partido socialista, si nos va a apoyar o no".

Santa Fe y los ATN

—¿Y sobre los ATN...?

—...Sobre los ATN, el gobierno nacional ha sido muy transparente porque sólo los envío a Santa Fe por las emergencias. Tan claro que, aproximadamente la mitad de los fondos que envió la Nación fueron pedidos por el gobierno provincial para una circunstancia específica. Está la nota firmada por el ministro Saglione pidiendo 140 millones por la emergencia hídrica de este año.

La otra mitad son los fondos de 2016. Uno puede decir o preguntarse por qué Santa Fe 152 millones y Rosario 12. Por qué la relación Santa Fe-Rosario es 13 a 1. Bueno, porque Santa Fe está construyendo y ya entregó buena parte de 200 viviendas. Para eso están los ATN. Para la gente. No para hacer política. Es gente que tenían sus viviendas inundadas y ahora tienen -a sólo un año de la inundación- viviendas dignas en sectores no inundables y con su título de propiedad. De los 152 millones de ATN que recibió Santa Fe, 137 fueron a esas nuevas viviendas y servicios para los nuevos barrios. Y ahora ingresan otros 44 millones más que son para completar obras.

A veces se le busca la quinta pata al gato, buscando una discriminación que en realidad era del gobierno anterior hacia Santa Fe.