Menu

Cayó el "principal narco" que operaba en la ciudad de Santa Fe

  • Escrito por Uno

policiadrogas

Se trata de Sergio "zurdo" Villarreal, considerado el hombre más peligroso en Alto Verde. Según funcionarios de ministerio de Seguridad, "era una persona que se consideraba intocable y con más de 20 años en el delito"

Sergio "Zurdo" Villarroel tiene 55 años y es considerado un hombre peligroso en el distrito costero de Alto Verde. Dicen los vecinos que "no solo era dueño del canal de televisión por cable del lugar sino que estaba en el tema drogas y administraba la violencia en la zona". A tal punto que muchos habitantes de la humilde barriada lo consideran una especie de caudillo, de esos hombres que ayudan a sus pares cuando lo necesitan y después saben cómo cobrarse lo prestado. Pero ese andar parece haber terminado ayer después de que Villarroel y varios de sus allegados fueran apresados en un operativo que puso fin a una extensa investigación.
Todo comenzó a gestarse hace más de dos años. La investigación estuvo a cargo del exfiscal Walter Rodríguez, quien ocupó ese puesto hasta marzo de 2016 cuando fue reemplazado por el entonces fiscal de Rafaela, Claudio Kishimoto. Este fue quien avanzó en la pesquisa y solicitó al juez federal Francisco Miño la realización de 20 allanamientos materializados el sábado.
En un principio, la Justicia convocó a Gendarmería Nacional, pero luego las actuaciones pasaron a un equipo integrado por la Dirección Provincial de Prevención y Control de Adicciones, Prefectura Naval y la Policía Federal.
Distrito sitiado
De manera simultánea, unos 300 hombres de fuerzas provinciales y federales allanaron 20 inmuebles del departamento La Capital incluyendo Santa Fe, Alto Verde, San José del Rincón y Laguna Paiva.
En Alto Verde fueron apresados Villarroel, un hombre de perfil bajo y poca exposición pública, y su esposa, de 38 años. Personal del Grupo de Acción Táctica de la provincia los sorprendió cuando dormían en su casa, ubicada en el ingreso a ese distrito costero tras dominar a las mascotas de la familia, dos furiosos rottweiler que custodiaban el patio.
A escasas cuadras de ese lugar también fue allanado el local de la empresa de televisión por cable de Alto Verde de la que Villarroel es titular, y otros tres inmuebles linderos.
En los distintos procedimientos fueron arrestados además dos sujetos que serían "laderos" o "socios" de Villarroel y otros cómplices de menor jerarquía dentro de la banda narco. También se secuestró una importante cantidad de cocaína y marihuana (ver aparte), poderosas armas de fuego, municiones, un handy con frecuencia policial, teléfonos celulares, anotaciones y más de 200 mil pesos.
Del total de allanamientos, la delegación Santa Fe de la Federal realizó ocho, la mayoría orientados a derribar búnkeres de venta de drogas en el norte de la capital provincial.
El eje estuvo en tres domicilios del barrio Cabal, en una casa, un galpón y un depósito de la calle Obispo Boneo al 5400, donde fue apresado uno de los laderos y lugarteniente del "Zurdo", José Luis G.
La Delegación Inteligencia de Prefectura Naval realizó otros seis allanamientos en oficinas y locales comerciales donde se presume que se realizaba el blanqueo del dinero obtenido de la venta de drogas.
Un estudio contable del macrocentro santafesino era la pantalla donde se realizaban operaciones inmobiliarias y una concesionaria de autos con el mismo fin y donde fue alcanzado el otro socio de Villarroel, un tal Cristian G.
Los seis allanamientos restantes estuvieron a cargo de la Sección Inteligencia Centro-Norte de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones de la provincia. Cinco de ellos fueron en Alto Verde: la casa del capo narco, la oficina del cable y otros tres lugares ubicados en los alrededores.