Menu

El Hospital Gutiérrez de Venado Tuerto fue protagonista de la tercera donación de órganos en el año

  • Escrito por Prensa


Un hígado ablacionado en dicha localidad llegó a tiempo para su receptor en otra provincia gracias a la intervención del SIES.

El traslado del órgano hasta su lugar de destino representó un desafío logístico que se sorteó exitosamente con la articulación de CUDAIO y el SIES.

A mediados de julio tuvo lugar en el Hospital Gutiérrez de Venado Tuerto la tercera donación de órganos del año. La misma posibilitó un trasplante de hígado y otros de tejidos.

Debido a las condiciones climáticas del día, el traslado del órgano hasta su lugar de destino representó un desafío logístico que se sorteó exitosamente con la articulación de CUDAIO y el SIES provincial.

En la oportunidad, la Dra Cecilia Andrada, de CUDAIO, coordinó el proceso y explicó que “el hígado ablacionado en Venado Tuerto se asignó, a través del sistema centralizado nacional de INCUCAI, a un paciente de otra provincia”.

Y agregó: “ante la imposibilidad del vuelo y el riesgo de que se perdiera la oportunidad de un trasplante, CUDAIO puso a disposición los servicios del médico ablacionista de su equipo, Dr Sebastián Renna. Igualmente, se coordinó con el SIES de Venado Tuerto el traslado por tierra del hígado ablacionado, que logró entregarse al equipo trasplantológico dentro de los tiempos de viabilidad biológica”.

Acto seguido, la médica coordinadora describió cómo se procede habitualmente en este tipo de casos: “En trasplantología, para donaciones que ocurren a gran distancia del centro donde el paciente receptor va a recibir el trasplante, la práctica establecida consiste en un vuelo contratado especialmente que traslada al equipo que realizará el implante. Se transportan junto a su instrumental técnico y son ellos mismos quienes efectúan la ablación del órgano que inmediatamente trasladarán en el vuelo de regreso hasta el centro donde será implantado en el paciente”.

“La única excepción es la extracción de riñones, que está a cargo de ablacionistas locales”, finalizó la especialista.


Participación clave del SIES
En esa línea, el Dr Carlos Díaz del área de Movilidad de CUDAIO, explicó los pormenores de la logística empleada: “La particularidad que tuvo este operativo fue que la logística integral de ablación y traslado del órgano debió resolverse localmente, articulando las intervenciones de CUDAIO y el SIES”.

“El vuelo sanitario agendado para optimizar los tiempos entre ablación e implante debió cancelarse por razones climáticas. Debido al tiempo de isquemia –la cantidad de horas en que cada órgano es apto para trasplante luego de ser extraído del donante–, tampoco podíamos contar con los vuelos regulares que parten del aeropuerto de Rosario. El desafío, entonces, fue garantizar la ablación y el traslado con recursos propios de la provincia”, detalló Díaz.

El operativo multiorgánico que posibilitó cinco trasplantes
El proceso que tuvo lugar el último fin de semana en el HECA, de Rosario, permitió la ablación de seis órganos, que se asignaron a cinco pacientes de la lista de espera. Los implantes, de corazón, hígado, ambos riñones y bipulmonar, se hicieron en distintos lugares del país.

Se destaca que dos de los receptores se encontraban en situación de urgencia nacional para trasplante cardíaco y bipulmonar, respectivamente, con lo que se trató de intervenciones que salvaron dos vidas.

Además, el mes pasado nuestra provincia totalizó cuatro donaciones de órganos, las cuales se dieron en los hospitales Cullen de Santa Fe, Gutiérrez de Venado Tuerto y en el HECA de Rosario.

También, hubo tres procesos de tejidos; en el Sanatorio Santa Fe, Hospital Cullen y Hospital Centenario de Rosario.

En un total de siete donantes en el mes, es para destacar que dos de ellos habían manifestado en vida su voluntad de donar, lo cual facilita sensiblemente el abordaje familiar por parte de los profesionales de CUDAIO durante el proceso.