Menu

Municipalidad de Santa Fe

La provincia subastará autos, computadoras y propiedades incautadas al narcotráfico

  • Escrito por Uno

El objetivo es destinar el dinero de la venta de esos bienes secuestrados al narcotráfico a instituciones públicas. Se estima que se colectarán unos doce millones de pesos. La sede de la agencia se inaugura hoy en Alvear.

Los bienes incautados al narcotráfico –inmuebles, vehículos, computadoras y teléfonos– serán subastados por el gobierno provincial y lo recaudado será destinado a instituciones públicas.
La dependencia pública que se encargará de la tarea será la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales (Aprad) que funcionará en la localidad de Alvear y hoy su sede será inaugurada por el gobernador Miguel Lifschitz.
El titular de Gestión Pública del Ministerio de Justicia, Matías Figueroa Escauriza, aseguró que, si bien no hay una estimación del monto que se reunirá, se calcula que "se recuperarán diez o doce millones de pesos, tenemos que establecer protocolos para que el proceso sea aceitado y el dinero vuelva a la sociedad" .
"El objetivo de la agencia es administrar y disponer de todos los bienes que se rescaten de los delitos ocurridos en el territorio provincial, que esos bienes se puedan subastar y que lo recaudado sirva para la sociedad", explicó Figueroa Escauriza en el programa "Zysman 830" de La Ocho, y agregó: "Por ejemplo, tenemos la idea de subastar los autos de alta gama para recaudar dinero y comprar elementos para instituciones, para establecimientos escolares".
Asimismo, señaló que, desde que se creó la agencia, se incautaron 80 vehículos, varios de alta gama; 60 computadoras; 150 celulares, además de dos inmuebles en Melincué. "Lo más significativo es que tenemos dos desarmaderos decomisados que representan 500 mil piezas en los dos desarmaderos que estamos trabajando para compactarlos y lo recaudado devolverlo a la sociedad", afirmó.
Figueroa Escauriza dijo que el proceso tiene algunas contramarchas, como por ejemplo "que hay autos que hay que esperar hasta que se utilicen como elemento probatorio y después recién avanzar en la posibilidad de venderlos", y reveló: "El dinero que se recaude no va a quedar en las arcas de la provincia sino que irá para objetivos concretos".
Explicó también que, luego de concretarse el decomiso, "se cambia la titularidad del registro, se hace una subasta y luego se cambia el dominio a nombre del comprador, hasta se modifica la patente para que no tenga inconvenientes".
Por último, aclaró que, entre los bienes, no hay elementos incautados al clan Cantero. "Al momento en que empezó a funcionar la agencia fue para las causas que estaban en procesos, en las anteriores como en el caso de Los Monos las disponía la Justicia", explicó.