Menu

Municipalidad de Santa Fe

Antonio Bonfatti está satisfecho por los resultados de la gira comercial a Nueva Zelanda

  • Escrito por Prensa

bonfatti-zelanda

"Vamos abriendo puertas; vinimos a eso y estamos más que satisfechos con los resultados; estar aquí, en un país con el que podemos hacer buenos negocios, es muy beneficioso para nosotros", señaló el Gobernador de Santa Fe. Bonfatti mantendrá contactos con autoridades y varias universidades neocelandesas.

El martes 10, cuando despertaron en sus habitaciones del hotel Sofitel, en Auckland, los productores lecheros santafesinos que el día anterior habían visitado la sede de Fonterra se encontraron en sus cuentas de correo electrónico con un mail. Lo firmaba el ejecutivo Alexander Turnbull y contenía dos noticias: les anunciaba que ese día asistiría a una ronda de negocios con ellos en la capital económica de Nueva Zelanda y que en septiembre irá a Santa Fe, a visitar sus tambos.

Los productores casi lo festejaron. Es que el día anterior el director para América latina de Fonterra casi les había cerrado la puerta en la cara y unas horas después, tras escucharlos, había cambiado. Ahora la posibilidad de que el gigante lácteo neocelandés compre en Santa Fe materia prima e incluso productos manufacturados es más cercana.

Tras una semana de gira por Nueva Zelanda, la probable apertura de negocios con Fonterra es uno de los resultados más concretos de la gira institucional y comercial que aquí encabeza el gobernador Antonio Bonfatti. Otros son la posibilidad de enviar a productores santafesinos a capacitarse en el Waikato Innovation Park, una usina de conocimiento y tecnología aplicada al campo ubicada en Hamilton, y algunos negocios ya cerrados en la feria Fieldays, en la misma ciudad, por los pequeños y medianos empresarios que integraron la comitiva hasta el viernes.

"Vamos abriendo puertas. Vinimos a eso y estamos más que satisfechos con los resultados", les dijo Bonfatti el viernes en Fieldays a los productores que lo acompañaron hasta aquí. La mayoría de quienes lo escucharon coincidió y casi todos agradecieron. "Estar aquí, en un país con el que podemos hacer buenos negocios, es muy beneficioso para nosotros", afirmaron.

La delegación santafesina llegó a Nueva Zelanda el domingo 8 y desde entonces no se detuvo. En cinco días Bonfatti mantuvo contactos políticos y comerciales con instituciones y representantes del gobierno nacional y de gobiernos regionales en tres ciudades. El más resonante acaso haya sido el del viernes, cuando visitó al vicecanciller John Allen, quien le expresó mejor que nadie la voluntad de las autoridades políticas y las empresas de este país de mirar hacia Santa Fe como un potencial socio en la industria láctea.

Nueva Zelanda es el mayor exportador mundial de productos lácteos, con un 33 por ciento de participación en el mercado. La empresa Fonterra, que es una cooperativa gigante, opera el 90 por ciento de esas exportaciones. El país tiene un altísimo desarrollo de tecnologías aplicadas al campo y la producción lechera, y su éxito se explica en gran medida por eso. Pero tiene un problema que ni siquiera la ebullición del Waikato Innovation Park puede solucionar: ya no tiene espacio para producir más.

Por eso mira hacia otros países e incluso coopera con sus industrias lecheras. Ya ocurre en Uruguay, Chile e incluso Colombia, y pronto podría suceder lo mismo con México. Argentina tiene un atractivo especial: la calidad de la leche.

Los pequeños y medianos productores santafesinos que vinieron a Nueva Zelanda ya regresaron a la provincia. El gobernador Antonio Bonfatti, en cambio, sigue en Wellington y mañana viajará a Christchurch, la segunda ciudad más grande del país. En ambas seguirá manteniendo contactos oficiales con autoridades del gobierno y de varias universidades locales. El miércoles emprenderá el regreso al país y el jueves reiniciará sus actividades en la provincia.