Menu

Petrobras deberá pagar una multa de US$ 1.786 millones por engañar a inversores

  • Escrito por Télam

La energética brasileña Petrobras deberá pagar una multa de 1.786 millones de dólares en Estados Unidos por haber engañado a inversores de ese país con cifras de contabilidad falsas destinadas a ocultar una trama masiva de sobornos y licitaciones fraudulentas desveladas en el escándalo del "Lava Jato".

La imposición de este pago responde a un acuerdo de las autoridades estadounidenses con la compañía energética brasileña por el que se pone fin a las investigaciones contra esa multinacional en Estados Unidos.

El acuerdo con Petrobras fue firmado por la comisión de valores de Estados Unidos, la SEC y el Departamento de Justicia, informó DPA.

La SEC halló que altos ejecutivos de Petrobras se confabularon con contratistas y proveedores para inflar en "miles de millones de dólares" el costo de proyectos de infraestructura de la empresa.

Esa información engañosa formó parte de una oferta de acciones por valor de 10.000 millones de dólares que Petrobras hizo en 2010

"Las compañías que ejecutaban esos proyectos pagaron miles de millones en sobornos a los ejecutivos de Petrobras, que compartieron los pagos ilegales con políticos brasileños que les habían ayudado a obtener sus altos cargos en Petrobras", señaló la SEC en un comunicado, agregó DPA.

Ese dinero, que el regulador bursátil estadounidense cifra en 2.500 millones de dólares, fue registrado en el balance de la compañía como fondos destinados a la compra y la mejora de activos, según la SEC, agregó DPA.

El pago acordado de 1.786 millones de dólares se divide en 853 millones en concepto de sanción y 933 millones por restitución de ganancias e intereses. En enero de este año, Petrobras ya aceptó pagar indemnizaciones por 2.950 millones de dólares para cerrar una demanda colectiva en Estados Unidos vinculada con el escándalo de corrupción "Lava Jato".

Por el "Lava Jato", que se desveló en 2014, decenas de políticos están acusados de haber sido sobornados por empresas interesadas en firmar contratos con la compañía semiestatal, con sede en Río de Janeiro.

Los compradores de títulos de Petrobras en el mercado estadounidense presentaron la demanda a fines de 2014 ante un tribunal en Nueva York.