Menu

Municipalidad de Santa Fe

¿Escándalo en puerta? En Uruguay, temen que la FIFA los deje sin Mundial

El diario El País señala que el organismo investiga si el gobierno de Mujica presionó para que renuncie el presidente de la asociación uruguaya; de comprobarlo, podrían desafiliar a la selección celeste.

En Uruguay, están preocupados. La renuncia de Sebastián Bauzá como presidente de la asociación de fútbol y de todo el consejo ejecutivo, luego de que el gobierno de José Mujica decidiera no prestar seguridad dentro del estadio Centenario y el Parque Central, donde suelen jugar Nacional y Peñarol, es el eje de la polémica por la que el diario El País plantea la posibilidad de que la FIFA desafile a la selección celeste y la deje sin Mundial de Brasil 2014.

"La FIFA tomó cartas en el asunto apenas se enteró de la situación y ahora está "marcando a presión" porque pretende investigar si el gobierno tiene algo que ver en la salida de Bauzá, ya que la Conmebol ha informado que las presiones sobre el Ejecutivo de la AUF provienen de un grupo empresarial que tiene ciertos vínculos con el gobierno. Si la FIFA logra demostrar que el gobierno uruguayo ha operado de alguna manera, inmiscuyéndose en asuntos de la AUF para beneficiar a un tercero, puede llegar a tomar la decisión de suspender la afiliación de la AUF y dejar a Uruguay afuera de la Copa del Mundo", señala el diario El País .

El problema

El Gobierno de Mujica decidió tomar cartas en el asunto luego de los incidentes después del triunfo de Newell´s ante Nacional, el jueves, en el Centenario por la Copa Libertadores. El viernes, en una reunión con Bauzá y los presidentes de Peñarol Juan Pedro Damiani, y de Nacional Eduardo Ache, Mujica comunicó su decisión de que la Policía no ingresara de aquí en más al Centenario y al Parque Central, planteando una encrucijada para la AUF. Ayer, se suspendió el partido entre Peñarol y Miramar Misiones, pero el sábado jugaron Nacional vs. Liverpool.

El sábado el partido Nacional-Liverpool en el Franzini se desarrolló sin incidentes y con policía en los alrededores, pero un nuevo obstáculo se generó el domingo cuando, horas antes del partido, la Mutual Uruguaya de Futbolistas decidió ordenarle a los jugadores de Peñarol y Miramar Misiones no jugar el partido por considerar que no había garantías. La Mesa Ejecutiva decidió suspender el partido ante eso..